martes, 30 de septiembre de 2014

Desentiérrame



1. El río Cheonggye, desenterrado  (f. 2014, Corbis)

"Admitimos la realidad,
si la podemos confundir con la imaginación".
            Alejandro Rossi. Manual del distraído (1978). 1


1. Seoul On My Mind
Dos operaciones de renovación urbana sumamente notorias por la transformación monumental de la ciudad que conllevan, se han convertido en el espíritu de los tiempos. Una, la demolición de las autopistas elevadas (elevados y segundos pisos) y dos, el desenterramiento de los ríos embaulados. Ambas conllevan ingentes cantidades de concreto a derruir y retirar del territorio urbano… y también ingentes cantidades de voluntades a convencer para poder lograrlas.

En el siglo pasado, de ser los sitios de solaz de la ciudad, las corrientes naturales de agua existentes en las áreas urbanas fueron crecientemente usadas y consideradas como vulgares colectores de aguas de lluvia y/o aguas servidas, por los que debían de desaparecer de la vista y ser por ende embauladas, condenadas a quedar bajo tierra. Los ríos se enterraron, sus cauces se canalizaron o redujeron a su mínima expresión. La fisonomía hidrológica de muchas ciudades sencillamente se borró: de aquellas tramas de quebradas, arroyos y ríos urbanos solo quedó el recuerdo, y a veces apenas un nombre.2 Esto es muy evidente en ciudades como Londres, de la que son célebres los mapas subterráneos de sus aguas, por ejemplo, pero también Caracas, ciudad que, en sus inicios era conocida como la "Náyade del Anauco".3

Hoy, cuando la implosión de superestructuras viales para dar paso a más lentas, verdes y peatonalizadas avenidas urbanas que rinden a las ciudades amables es cada vez más la norma, el desenterramiento de los ríos interurbanos para devolverles sus cauces naturales, se está convirtiendo en una magnifica oportunidad para crear nuevos tipos de parques lineales para los ciudadanos. A la ciudad subterránea que corre rumorosa bajo nuestras calles le ha llegado la hora de reaparecer. Esa trama secreta que atesora la memoria vegetal y geográfica de la ciudad, y que también esconde la clave para recuperar muchas de nuestras memorias del placer ciudadano.

El uso de los ríos urbanos regresa en una versión mejorada este milenio: en vez de tapar los cauces de agua para hacer largos espacios públicos peatonales arbolados, como fueron las Ramblas de fines del siglo XIX (de las cuales el Paseo Anauco en La Candelaria es su mejor ejemplo y más cercano descendiente), las "ramblas" contemporáneas discurren ahora a flor de piel, en la superficie, por sus lechos fluviales reabiertos, y al nuevo paisajismo de sus largos recorridos se les agregan cascadas, espejos de agua, lagunas, esteros y todas las tipologías inimaginables que pueda encarnar el agua en la naturaleza.

El ejemplo más paradigmático de esto, el mas conocido y mas feliz, es lo que ocurrió con el rio Cheonggye de Seoul, en Corea del Sur.4 En los años 50, este río había sido embaulado bajo una autopista, el Cheonggyecheon (1976). Y así se mantuvo, oculto, durante un largo medio siglo. En 2005, gracias a un visionario alcalde, la autopista elevada que lo ocultaba y que atravesaba todo el corazón de la ciudad fue demolida, y el río desenterrado.

El proyecto de renovación urbana se volvió automáticamente en celebre en el mundo: primero, porque fue la demolición de infraestructura mas rápida de la historia, seis kilómetros en un año; pero lo más importante, fue su éxito: al renacer el río y desaparecer el obstáculo que dividía la ciudad, el precio de la tierra a ambos lados del nuevo parque lineal se multiplicó, atrayendo hacia si el turismo y los negocios. El renacer del rio "transformó Seoul".  



                                                 2. Paseo Anauco, La Candelaria (f. aporrea.org)


2. Memorias hidráulicas del rio Anauco
Y justamente en Seul, la pasada semana se celebró la 13ava Conferencia de Docomomo International, titulada en esta edición "Expansión y Conflicto".5 Seul es prácticamente la antípoda geográfica de Caracas (entre ambas ciudades hay catorce horas de diferencia), y nosotros, que enviamos una ponencia para representar allá a Docomomo Venezuela, pasamos todo los dias pensando en esa lejana ciudad, y en lo que la gran operación de transformación urbana del  desenterramiento del río Cheonggye significó para ella.

Y no pudimos dejar de hacer memoria urbana. Vino a nuestra mente el mas ultrajado de los ríos de Caracas. Que no es el Guaire; pues al menos el Guaire sigue corriendo bajo el cielo azul. No: el río mas despreciado de Caracas es el río Anauco. Que decimos río porque eso es en realidad. En las fotografías de Lessmann de los años treinta tenemos el mejor testimonio de su naturaleza de cañón profundo, de su acusado meandro en torno al actual San Bernardino, de su Cascada de Gamboa, de su lecho rocoso, de sus riberas pobladas de bambúes, y sobre todo, de sus puentes.

Desenterremos al Anauco. viejo camino de los indios a Macuto. Quien sabe si en esta su forzosa clausura no este la razón por la que el desafortunado Paseo Anauco nunca pasó de ser un antro triste, fracasado, fantasmagórico y sepulcral.




NOTAS:

1. Alejandro Rossi, Manual del distraído (1978).
2. "How London’s Rivers Got Their Names", Londonist: http://londonist.com/2014/08/how-londons-rivers-got-their-names.php
3. "Stephen Walter’s Map Of Subterranean London", Londonist: http://londonist.com/2012/05/stephen-walters-map-of-subterranean-london.php
4. Peter Simek, "What Other Cities Learned: Despite years of roadblocks and opposition, these five tore down highways and reaped the rewards", Dwell Magazine, Mayo (2014): http://www.dmagazine.com/publications/d-magazine/2014/may/what-other-cities-learned-tearing-down-highways?single=1                   

5. 2014 Docomomo International Conference Seoul: Expansion and Conflict: http://docomomo-seoul2014.org/eng/


 



Publicado en: Opinion,  El Nacional On line, Caracas, 30 de Septiembre de 2014.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Boom



1. Implosión del puente Santa Cecilia  (f. 2014, Williams Marrero -Tomado de el-nacional.com)

"Para hacernos amar nuestra ciudad,
debemos hacer nuestra ciudad amable".
            Evangeline Bashfield (1893).


1. Prioridades
El pasado domingo 7 de septiembre de 2014 a las 10:50 de la mañana, toda la ciudad, como un solo hombre, aguardaba expectante para ver detonar las 650 cargas explosivas con las que sería demolido el puente Santa Cecilia, perteneciente al Distribuidor vial del mismo nombre, en la Autopista del Este. En medio de una superproducción tipo Hollywood, los cercos de seguridad y los anuncios hechos por el Ministerio de Transporte Terrestre y por todas las alcaldías aledañas, convirtieron el pavoroso espectáculo en una schwarzeneggeriana puesta en escena, donde el "viejo" puente, como dijera el Ministro del Transporte @HaimanElTroudi, sería "demolido para construir ya al lado uno nuevo, que permita el paso por debajo de ocho canales (cuatro por cada lado) y otros dos por arriba de la nueva estructura de forma simultánea”.   

Los ciudadanos, y los funcionarios todos, en su candidez y bonhomía intrínsecas, vieron la nueva y apoteósica acción del energético Ministro con buenos (y atónitos) ojos, porque ya que hacía años que no se hacía nada con la autopista, pues hacer algo, y no solo, sino algo tan estrepitoso, tenía que ser positivo para todos, o al menos para el trafico. "45 minutos menos de cola" anuncia oronda la pancarta de la obra, colocada en el sitio. Y fin del comunicado.

Vemos en la implosión de este puente de fines de los años cincuenta el signo de una nueva era de la inmediatez urbana infraestructural. Se hace, cuando finalmente se hace algo, rápido y exhibiendo números, y esa es su tarjeta de presentación, su mejor cualidad y defensa. Ya las gandolas no se estrellarán nunca más contra las debilitadas estructuras! Ahora sus adormilados y descuidados choferes podrán seguir roncando en sus cabinas cruzando a toda velocidad la capital de oriente a occidente o viceversa! Oh, alivio! Providencial para la flota de las gandolas y vehículos de carga larga y alta de todas las especies.

Entretanto, las acciones continúan en este sentido en el plan ministerial aparentemente indetenible de ampliar la autopista Francisco Fajardo a "una autopista corrida de cuatro canales por sentido". Un paraíso automotor. Una epopeya a favor de la circulación automovilística… y una #MisiónTransporte nadando contracorriente frente a lo que el resto del mundo trata de hacer en las ciudades contemporáneas: volverlas más sustentables y amables, favorecer el transporte publico, hacer nuevos espacios públicos, revedercer la ciudad, peatonalizarla, racionalizar el uso del plan macro de infraestructura. Aquí, en cambio, se retira la cerca perimetral del aeropuerto, restándole un espacio precioso a nuestro futuro parque verde La Carlota, se talan árboles a diestra y siniestra para "ganar algunos sobre anchos". Y se convoca: Carros de Caracas: vengan a mí!

Porqué, en cambio, no usar toda esa energía que no dudamos bien intencionada y todo ese dineral en construir finalmente la Autopista Perimetral del Sur para Caracas, inmemorialmente proyectada, sacando para siempre de la capital el trafico pesado Occidente-Oriente y liberando así la patrimonial Autopista del Este (1947-1959), para se pueda ir transformando en la gran avenida urbana con la que todos soñamos?

2. El distribuidor Santa Cecilia en la Autopista del Este (f. Archivo de la Fundación de la Memoria Urbana)



2. Conversación imaginaria
Ya que el @MINPPTT no cuenta con una Dirección de Patrimonio, y la #MisiónTransporte anda en volandas por las ciudades y regiones de Venezuela haciendo y deshaciendo con nuestra infraestructura patrimonial moderna sin detenerse un segundo a pensar en ello, planteamos aquí una conversación que quisiéramos tener con el Ministro @HaimanElTroudi, para invitarlo a hacer memoria urbana. Seria asi:

1.  Apreciado Ministro: Sabía usted que la Autopista Francisco Fajardo fue declarada por el Instituto del Patrimonio Cultural como Bien de Interés Cultural de la Nación, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N. 38.234 de fecha 22 de julio de 2005 como una de las manifestaciones tangibles registradas en el I Censo del Patrimonio Cultural Venezolano 2004-2005, y por la Alcaldía del Municipio Baruta como Quinta Bien de Interés Municipal el según Decreto N. 181, publicado en Gaceta Municipal extraordinaria N. 128-04/2005 de fecha 14 de abril de 2005?

2. Sabía usted que las autopistas de mediados del siglo veinte y su colección de viaductos tienen una estética y unas formas aerodinámicas esculturales y/o de época que forman parte indiscutible del paisaje urbano de la ciudad moderna, hoy protegido y que esa es la razón por la cual son consideradas patrimonio moderno, valores indispensables para el desarrollo turístico y la preservación de la identidad de la ciudad?  

3. Finalmente, sabia usted que el antiguo puente Santa Cecilia, hoy transformado en exhibición de vigas postensadas, era parte del paisaje moderno del Parque del Este y también del sistema de puentes de la Autopista Francisco Fajardo, siendo como ambos patrimonio de la ciudad? …O no lo sabía?


NOTAS:
1. Este es el lema del Municipal Art Society de Nueva York: "To makes us love our city, / we should make our city lovely", Evangeline Bashfield (1893).
2. "Se concreta con éxito implosión del puente Santa Cecilia", EL NACIONAL: 
http://www.el-nacional.com/caracas/implosion-puente-santa_cecilia_0_478752133.html 
3. "Demolieron en un segundo el puente Santa Cecilia:  'Todo ha salido como estaba previsto'”, Noticias24: http://www.noticias24.com/fotos/noticia/18049/inician-los-preparativos-para-la-explosion-controlada-del-antiguo-puente-de-santa-cecilia/ 
4. "Autopista Francisco Fajardo", Caracas Moderna: http://fundamemoria.blogspot.com/2010/07/202-municipio-baruta-parroquia-nuestra.html 
5. "Autopista Francisco Fajardo", Municipio Baruta, Catalogo del Patrimonio Cultural Venezolano 2004-2005, Instituto del Patrimonio Cultural, Caracas (2005): p. 19.  


Publicado en: Opinion,  El Nacional On line, Caracas, Septiembre de 2014.

 

Naturalmente, patrimonio


1. Manglares arrasados en el Parque Nacional Laguna de La Restinga  (f. Agosto de 2014 -Tomada de @ecocidiono)

"En lo salvaje se encuentra la preservación del mundo".
            Henry David Thoreau.

1. El gendarme necesario
Nada más natural que entender como bien patrimonial al ambiente. Una ciudad es una sola con su lugar y su paisaje natural, el otro gran dato que junto al urbanismo genera la forma urbana. Caracas, por ejemplo, sin su valle, su costa y su Parque Nacional el Ávila no sería nuestra bella Caracas.

Cuando en 2005 hicimos para el Instituto del Patrimonio Cultural el Preinventario Moderno de Caracas, lo llamamos "Arquitectónico, Urbano y Ambiental". E incluimos al río, a las quebradas que bajan de la montaña, a las lagunas y a los pozos, a los bosques y a los palmares, al paisaje rocoso de nuestra costa brava, a los árboles centenarios y al panorama de la cordillera en ambos flancos como patrimonio de la ciudad junto con la arquitectura y el urbanismo.

Sin embargo, la experiencia nos enseña que aunque que todos estos elementos del paisaje hayan sido designados como patrimonio, sus declaratorias no son nada cuando nadie vela por ellas. Las fuerzas destructoras implícitas en la sociedad empujan mucho en sentido contrario, y están allí, siempre listas para desconocer las protecciones y destruir nuestros bienes para siempre. Casi nunca pueden los ciudadanos tener éxito sin el respaldo de los organismos oficiales, o mejor dicho, solo empeños monumentales de activismo pueden hacer las veces de los necesarios gendarmes.         

Tanto el ambiente como el patrimonio son responsabilidad irrenunciable del estado. Por esto, vimos con inmensa preocupación como el martes pasado el gobierno tomó la decisión de acabar con el Ministerio del Ambiente, el cual era una verdadera conquista de los venezolanos. Desde 1937, cuando naciera el primer parque nacional en Venezuela, una lucha (impulsada por una creciente red de ONGs ambientalistas), logró construir toda una cultura y una conciencia ambiental en el país, reconocida en la creación de una autoridad exclusiva para velar por nuestros parques nacionales, nuestros parajes naturales y nuestros ecosistemas: el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, ultimamente @MPPAmbiente.

La desaparición de este ministerio es absurda, inexplicable y, sobre todo, antihistórica. Cómo puede ocurrir esto en estos tiempos, cuando la sustentabilidad y la respuesta al Cambio Climático son más imperiosas que nunca? Cómo puede estar supeditado, jamás, el ambiente al hábitat, cuando debe ser al contrario? Nuestras ciudades tienen que respetar el ambiente, no al revés. Nada de borrosa fusión "ecosocialista" con el Ministerio del Hábitat. La tutela del paisaje es un asunto complejo e imprescindible. Horror! Quién velará por el derecho que tenemos todos los venezolanos a un ambiente sano, derecho consagrado en la Constitución Nacional? Quién hará cumplir los acuerdos, alianzas y convenios internacionales en materia ambiental que ha firmado Venezuela? Quien protegerá nuestros paisajes naturales patrimoniales de los depredadores de oficio?

Hace poco, cuando todavía no se había hecho el infausto anuncio, ya empezamos a ver imágenes de ambiciosos desarrollos que amenazan con minar nuestros más delicados, frágiles y preciosos ecosistemas y paisajes, así como denuncias de actos de destrucción, como el que ocurriera contra los humedales del Parque Nacional La Restinga. El gobierno no puede sino retractarse responsablemente de esta desafortunada decisión, contraria a los intereses ciudadanos, y revertirla YA.

     2. Túnel del manglar, Parque Nacional Morrocoy (f. Tomado de fotosypasiajesdevenezuela.blogspot.com/)
 

2. El Túnel del Manglar
Este próximo sábado 20 y domingo 21 de septiembre, toda Europa está presta a celebrar las Jornadas Europeas del Patrimonio en su edición numero 30. El tema de este año reconoce la importancia patrimonial de los bienes culturales hechos por el hombre junto a la de los naturales, y pareciera estarle dedicado a los venezolanos de esta hora aciaga. Se titula: "Patrimonio Cultural-Patrimonio Natural".

Las jornadas 2014 desean "evocar los lazos que unen definitivamente al patrimonio en todas sus formas al ambiente que los define, los alberga o los sublima, sea este mineral, vegetal, urbano, litoral o campestre", aspirando a reconocer "una definición más amplia de la noción stricto sensu de objeto patrimonial, para abrirse a la de sitio o de paisaje cultural establecida por la UNESCO en la Convención de 1972". Según esta definición, los patrimonios son mixtos, compuestos de las "obras del ser humano conjugadas con las de la naturaleza", y expresan "la larga e íntima relación de los pueblos con su ambiente".

Uniéndonos a tan preciosa celebración, quisiéramos postular aquí brevemente, como si de un ilusorio programa venezolano dentro de las prestigiosas Jornadas se tratase, al Túnel del Manglar, bella arquitectura vegetal que se encuentra definida, albergada y sublimada por el Parque Nacional Morrocoy, en el estado Falcón: patrimonio nacional inalienable de todos los venezolanos. 




NOTAS:
1. "In wildness is the preservation of the world", Henry David Thoreau, en: Seven Elements in Nature Writing: Walking (1851).
2. Caracas Moderna: http://fundamemoria.blogspot.com/
3. @MPPAmbiente: https://twitter.com/MPPAmbiente
3. Journées du Patrimoine 2014: http://www.journeesdupatrimoine.culture.fr


Publicado en:  La fábrica,  EL NACIONAL online, Caracas 8 de Septiembre de 2014

lunes, 8 de septiembre de 2014

Paisaje minado



1.  Las torres OnaltiDokuz en Estambul, tras la Mezquita Azul. (Foto Avrupa)

"A dónde, oh, espléndida nave".
            Homero. La Ilíada.

1. Demoliciones
Sacudió las redes hace dos semanas: la orden de demolición inmediata, emanada de la más alta corte en Estambul, el Consejo de Estado Turco, contra tres flamantes torres de apartamentos, las OnaltiDokuz Residences, que habían sido construidas en la península histórica frente a las orillas del Bósforo. Gran escándalo. Descomunal. Global. Y feliz: los vulgares edificios, de veintisiete, treinta y dos y treinta y siete pisos, erigidos contra la voluntad de los ciudadanos y que aún podemos ver recortándose contra el skyline de la ciudad centenaria, deberán caer para evitar que la UNESCO degrade a Estambul de Patrimonio Mundial a Patrimonio en peligro de la Humanidad.

Una guerra avisada. Ya había ocurrido antes en Dresden, en 2009: a las autoridades del valle de Elbe la UNESCO les había advertido con tiempo que si irrumpían en ese contexto histórico con un puente que desfiguraba el paisaje cultural protegido, dejarían de estar en la Lista Mundial. Y así ocurrió… No podía, por ende, Estambul arriesgarse a tanto, solo porque unos cuantos condominios de lujo tuvieran el privilegio inenarrable, trasgesor y altamente lucrativo de gozar de la vista exclusiva y sin vecinos de Hagya Sophia, del Palacio de Topkapi y de la Mezquita Azul.

Cada ciudad del mundo es una obra de arte colectivo, y su panorama construido, un valor cultural insoslayable. Como no todas las ciudades cuentan con protección UNESCO para sus fabricas históricas, a los ciudadanos nos toca preocuparnos por sus largamente logradas idiosincrasias, que cada día corren mayor peligro de irse borrando, y pareciéndose sin remedio más entre sí.

Vean a Caracas, por ejemplo, desde la distancia. Quién niega que tiene buen lejos! El Caracaspanorama es un prodigio de homogeneidad. La alongada tersura superficial de su altiplano construido le confiere una belleza extraordinaria en el valle. A la vieja línea del horizonte artificial entre la ciudad y el Avila, se le suma el efecto creado por la pendiente natural de las terrazas fluviales que bajan hasta el río. Todos los edificios desde el sur parecen tener visualmente la misma altura. Como en el patio de un teatro. Ni que lo hubiéramos planificado nos hubiera quedado tan bien!

Mas, quién protegerá este paisaje, en este territorio minado de demoliciones que es Caracas? La ciudad, si la dejamos sola, puede que se nos vaya convirtiendo en un altisonante Shanghai. Frente a esto, es bueno saber que aún estamos a tiempo de potenciar sus valores sin que para ello se frene el desarrollo. Instrumentos que ya existen, como la ley marco de manejo de las vistas de Londres, diseñada para controlar "el impacto del desarrollo sobre los panoramas urbanos claves, las perspectivas y las vistas", están a  nuestro alcance como fuente de inspiración.

Volviendo a las riberas del Bósforo, así como no pueden mezclarse minaretes y cúpulas otomanos con vulgares condominios y "no queda otra que la dinamita", para parafrasear a la revista Arquine, en estos tiempos de búsqueda de la sustentabilidad, del reciclaje y de la conservación, ya es hora de que empecemos a aprender cuál es el verdadero sentido, la orientación sensible, la responsabilidad y los límites de las demoliciones en la ciudad.


2. La Quinta Piedra Azul (f. 1969. Tomada de Graziano Gasparini y Juan Pedro Posani. Caracas a través de su Arquitectura).

2. Azul

En Caracas de un tiempo a esta parte se ha empezado subrepticiamente a conjugar un verbo maléfico. Se llama "Des-declarar". Des-declarar: "dícese de la acción de quitarle la declaratoria a los bienes patrimoniales declarados". Aunque usted no lo crea, está ocurriendo, en esta ciudad.

Haciendo memoria urbana, recordamos lo primero que dijo el profesor Graziano Gasparini (creador del Instituto del Patrimonio Cultural), cuando en 2000 iniciamos la Fundación de la Memoria Urbana: "Los bienes declarados no se pueden des-declarar, ni siquiera porque no estemos de acuerdo con sus declaratorias, o porque nos parezcan que no las merecen". Mucho más si las merecen.

Valga este recuerdo, a manera de recordatorio. Los Bienes de Interés Cultural son sagrados: se conservan, se restauran, se revitalizan y las ciudades se enorgullecen de ostentarlos como lo mejor de su fábrica urbana. Para muestra, la Wrightiana y magnífica quinta Piedra Azul (Gustavo Wallis, 1941, en la gráfica), joya de la arquitectura, asentada majestuosamente, cual moderna "mezquita", sobre las riberas de la Quebrada Chacaíto: nuestro más reciente -y presunto- patrimonio en peligro… Ojalá sea solo un rumor.



NOTAS:
1. Homero, La Iliada.
2.Wainwright, Oliver, "Istanbul's 'illegal' towers to be demolished after landmark court ruling", Architecture and Design Blog, The Guardian:  http://www.theguardian.com/artanddesign/architecture-design-blog/2014/aug/21/istanbuls-illegal-towers-to-be-demolished-after-landmark-court-ruling
3. "Dresden is deleted from UNESCO’s World Heritage List": http://whc.unesco.org/en/news/522/
4. Hernández Gálvez, Alejandro, "Progreso, conservación y lo que queda en medio", Arquine: http://www.arquine.com/blog/progreso-conservacion-y-lo-que-queda-en-medio/
5. Gomez, Hannia, "Wrightiana": http://hanniagomez.blogspot.com/2007/03/wrightiana.html


Publicado en:  La fábrica,  EL NACIONAL online, Caracas 8 de Septiembre de 2014

lunes, 1 de septiembre de 2014

Arqueología(s) de la modernidad



1. Vista de la exposición Klaus Heufer, Arquitecto: arqueología de la modernidad (f. Agosto 2014, Hannia Gómez)


"There is always a little bit of Heaven
in a disaster area".
Hugh Romney (Woodstock, 1969).



1. Volver a mirar
Recientemente en Twitter alguien afirmaba que "el exceso de información acabará con la Humanidad". Y, si, el torrente de nuestro TL muchas veces nos deja con insomnio electrónico, titilar incesante de las imágenes en la retina y esfuerzo por recordar lo que nos deslumbró. Por ello, ay! Que bueno cuando nos devuelven las formas tradicionales de obtener conocimiento, como por ejemplo, visitar una exposición de arquitectura! Entonces, las lecturas múltiples del analógico paseo en tiempo real nos deja sumidos en una ensoñación perdurable y prolífica.  


Por fortuna este septiembre, la rentrée arquitectónica nos trata como desde hacía mucho tiempo no se veía: justamente a caballo entre dos exposiciones de arquitectura: "Klaus Heufer, Arquitecto: Arqueologías de la modernidad" y "Helicoides Posibles: Visiones Fantásticas", parte del Proyecto Helicoide 2014. En ellas, los curadores reaparecen ahora en escena acompañados de un ejército disciplinado: arquitectos de montaje, equipos de investigación curatorial y de archivo, talleres completos de estudiantes y coordinadores para todo. Tanto mejor para las exposiciones, si vamos a juzgar por el resultado impecable de la exposición de Heufer.

Una exposición que ya desde la entrada fluye suavemente. Podríamos ir a ciegas, solo palpándola; el montaje nos conduce literalmente de la mano. Mínimo y máximo a la vez, usa el arte de la arquitectura para calificar con precisión cada lugar del recorrido. Si hemos de detenernos, los detalles no nos defraudan, singularizando desde su blancura Neo Meieriana y sus transparencias cada especifico objeto. Los doce "núcleos" que el profesor Rafael Pereira encontró en su análisis de la obra de Heufer se hilvanan sutilmente, y para cada uno José Luis Sánchez supo idearle un soporte perfecto. Hay hasta maquetas Braille.

Brillan por tanto aun más, los "vestigios documentales rescatados": los documentos, planos y fotografías originales de los 50 y 60. Que son el ancla que más nos seduce, porque son los tesoros de la labor arqueológica, porque tienen su propia historia que contar, porque han sido preservados, junto a una colección de maquetas y artilugios construidos ad hoc y ex profeso para hacer de esta muestra una experiencia didáctica… Aunque en realidad lo que logran es convertirla en algo sencillamente bello. La exposición habla de la reconstrucción de Alemania, pero a quien quiere reconstruir es a Venezuela.

Arquitectura efímera de las exposiciones de arquitectura, fiesta inolvidable con una sola función: comunicar una visión de las cosas y de la historia. Puede ser el Heufer fenomenológico y topofílico de Pereira esta vez, o el imaginario en torno a El Helicoide de la Roca Tarpeya la próxima, pero lo importante para nosotros es que la máquina se ha puesto de nuevo en funcionamiento. Esperamos que las inéditas, sensibles e importantes historias de las arquitecturas que hibernan en el tintero de nuestra modernidad, las monumentales sagas olvidadas de nuestra herencia reciente, esos edificios y urbanismos modernos que el siglo dejó de lado demasiado pronto, dejen ya de ser arqueología para que las podamos volver a mirar.

Docomomo Venezuela.

2. Documentos para la Conservación del Movimiento Moderno
Llámenlo Zeitgeist. Espíritu de los tiempos. El hecho es que el martes pasado, 26 de agosto, se cumplieron cuatro años de la creación del capitulo Venezuela de Docomomo International, que es, justamente, el organismo mundial que se encarga  de proteger y promover la herencia arquitectónica y urbana de la modernidad.

Ese día de 2010, en Ciudad de México, cincuenta y ocho países miembros le dieron por unanimidad la incorporación a Venezuela, exclamando: "Bienvenidos! Los esperábamos desde hace largo tiempo!". Claro está que éramos esperados con ansias: Venezuela es el otro gran país de Latinoamérica con una modernidad fulgurante, junto a México y Brasil. Nuestro patrimonio es en gran parte moderno. Somos un destino obligado de la modernidad.

Docomomo surgió en 1988 en Eindhoven, Holanda, porque en las últimas décadas, no solo aquí, sino en todas partes del mundo, la herencia construida del Movimiento Moderno estaba corriendo más peligro que nunca. A fines de los 80, muchas de las obras maestras modernas habían sido demolidas o desfiguradas irremisiblemente. Hagamos memoria urbana. Por ejemplo, tan solo en Caracas y tan solo en los 90s, fuimos testigos de la caída del edificio Galipán y de las infaustas demoliciones de la Casa-estudio y de la Villa Diamantina.

Pero aún falta mucho por hacer. No solo en el campo de la conservación, sino también en el de la cultura arquitectónica. Todavía debemos vigilar porque muchas obras importantes de la modernidad sean protegidas, aún debemos fomentar el intercambio de ideas sobre la conservación de lo moderno, promover el interés por el movimiento moderno en Venezuela y la responsabilidad frente a esta herencia reciente y en peligro. Así que, historiadores, arquitectos, planificadores, paisajistas, conservacionistas, profesores, estudiantes, funcionarios públicos y todos aquellos que aman la arquitectura de la modernidad en Venezuela: únanse a DOCOMOMOVE




NOTAS:
1. "Siempre hay un pedacito de cielo en toda zona de desastre", Hugh Romney (Woodstock, 1969).
2. Klaus Heufer, Arquitecto: Arqueologías de la modernidad, BOD Centro Cultural, Julio-Septiembre 2014,
Helicoides Posibles: Visiones Fantásticas, La Caja 1 y 2, Centro Cultural Chacao, 14 de Septiembre-19 de Octubre 2014.
3. Docomomo International: http://www.docomomo.com/
4. 11th International Docomomo Conference: http://www.esteticas.unam.mx/docomomo2010/
5. Docomomo Venezuela: http://docomomovenezuela.blogspot.com/


Publicado en: La fábrica,  EL NACIONAL online, Caracas 1 de Septiembre (2014)


Related Posts with Thumbnails