miércoles, 12 de noviembre de 2014

El baño de Ceres



1. Fuente de la Prosperidad y la Abundancia, La Guaira (f. 2014 - Tomado del grupo de facebook "La Guaira Histórica Colonial")

"Rubia Ceres, sea para tí la corona de espigas de nuestro campo".
Tibulo (I 1, 15-6). 1


1. La diosa fértil
Hoy queremos recomendarles que se den un paseo frente al casco histórico de La Guaira. Porque necesitamos que reparen en la situación dramática en que se encuentra -y desde hace ya seis años- la Fuente de la Prosperidad y de la Abundancia, o Fuente de Ceres (1865), desde que fuera  "recuperada" por el Instituto Regional de Vialidad de Vargas en 2008.2  

Allí está, el antiguo y bellísimo monumento escultórico, de los mas hermosos de la ciudad, mudado desde 1953 a la Avenida Soublette sin que nadie entienda porqué, tirado precariamente en medio de una isla de esta cuasi-autopista, con su paisajismo paupérrimo y sus bancos de repostería prefabricada. Pero, lo peor de todo, bañada furiosamente, bombardeada diríamos, por varios gruesos chorros de agua que se dirigen con toda su fuerza directo hacia la estatua de nuestra verdeante Démeter, cubriéndola en un intenso baño, cual si se tratara de un perenne auto lavado. Los chorros diariamente desgastan el mármol, desdibujando los bellos rasgos y las ornamentaciones y los detalles del monumento, dejándonos cada día que pasa con un poco menos de sus blondas trenzas, de su corona de trigo, de sus armoniosos ropajes, de la cosecha de frutas a sus pies

Leyendo la reseña periodística del ano 2008, se explica que "las labores de rehabilitación, incluyeron la reparación del sistema de bombeo y aspersores, el re-acondicionamiento del cuarto de máquinas, la sustitución del tablero eléctrico y de los ramales de tuberías". Más adelante sigue la descripción de la "rehabilitación" diciendo que "se colocaron 50 reflectores de bronce en el interior de la fuente y 5 reflectores en el exterior" (…) y "se utilizaron baldosas tipo mosaico, en tres tonalidades diferentes de azul para el piso y en blanco para las paredes", mientras que la estatua de la diosa Ceres "también recibió mantenimiento", siendo "blanqueada con la ayuda de agentes químicos". Vemos así como el organismo vial del estado, responsable del tan acuático ultraje, probablemente sabe mucho de vialidad, pero poco de arte escultórico urbano y menos de restauración del patrimonio cultural. En su peregrina concepción de restaurar una fuente para volverla un "espectáculo de luz y sonido", olvidó por completo cual era el diseño hidráulico original de la octogonal Fuente de Ceres, donde ocho surtidores en forma de cabezas de lobo vertían desde el pedestal de la estatua hacia abajo, hacia la pila de agua en la base, ocho suaves chorros en dulce curvatura. Nada tocaba a Ceres, "símbolo del paso de la naturaleza a la cultura, del transito de lo salvaje a lo civilizado", en lo alto de su pedestal.3

Como nada toca prácticamente tampoco, por ejemplo, a Ceres en la Fuente de Ceres de la Plaza de San Jorge de Barcelona, España, o a Ceres en la Fuente de Ceres en Versalles, mojada en un baño atmosférico por un chorro central dirigido no contra si misma, sino al cielo. El agua es también un diseño, es también un dibujo y una obra de arte y un proyecto de ingeniería: cumple una función, y esta no es la de erosionar las esculturas. Les rogamos por lo tanto a las autoridades competentes en este sitio clave del litoral de corregir la dirección de los criminales chorros y graduar su potencia hidráulica YA. Recuerden que Ceres es la diosa de la ley, y en este caso vela también sobre la Defensa y Protección del Patrimonio Cultural.


                      2. Los ocho surtidores del pedestal de Ceres (f. "Ninfa", 2008 Tomado del sitio web Panoramio.com)

2. Cinco fuentes venidas de Italia
En 1865, con motivo de la instalación de un acueducto en Maiquetía, "el Presidente de la República, general Juan Crisóstomo Falcón ordenó colocar tres pilas públicas, una de las cuales se situaría precisamente en la entonces nominada Plaza Tamarindo".4

Si hacemos memoria urbana, podemos imaginarnos a la otrora frondosa plaza republicana, situada en la antigua Calle Real de Maiquetía, intima y sombreada, con su forma triangular, su plan centralizado y su Fuente de Ceres plantada en su corazón. Según refería el recordado profesor Leszek Zawisza, "la plaza fue totalmente acondicionada y diseñada por el ingeniero polaco Alberto Lutowski, quien colocó un terraplén y lajas en su contorno e instaló la fuente de mármol".5

Las otras fuentes de mármol del general Falcon (a quien debemos agredecerle el buen gusto) fueron en realidad cinco (o al menos eso queremos aventurar aquí), porque cinco son las fuentes de mármol de semejante estilo artístico, semejante data y factura que tenemos en el litoral desde el siglo diecinueve, casi todas declaradas patrimonio. Además de la Fuente de Ceres, tenemos la Fuente de Santa Ana, en la plaza del mismo nombre en Macuto, rodeada de almendrones; también en Macuto, pero mas al este, en el paseo, esta la Fuente del Tritón, también conocida como El Niño y el Delfín, frente al Hotel Miramar; luego tenemos la bella Fuente del Guamacho, con su doncella sobre cuatro toninas, cuyo sitio original era la Plazoleta de San Juan de Dios en La Guaira, y finalmente, la Fuente de la Plaza de la Alameda, la mas sencilla de todas, hoy desaparecida, ubicada en la plaza del mismo nombre, también en La Guaira.

Afirmaba también el profesor Zawisza que Lutowski había diseñado la Fuente de la Abundancia y la Prosperidad.6 Esa era su hipótesis; nosotros creemos que mas bien estas son fontane, de diseño italiano, traídas de algún taller artístico de Génova, por ejemplo. Algún día lo sabremos. Entretanto, ojala volvieran todas a sus sitios originales, fueran restauradas por expertos y puestas en funcionamiento según sus diseños hidráulicos de época.




NOTAS:
1. Natale Conti, Sobre Ceres, Cap. 14, En: Mitologia, Universidad de Murcia, pp. 370-379:  http://books.google.co.ve/books?id=X5wSAWFjwvgC&pg=PA376&lpg=PA376&dq=%22Ceres%22+Ovidio+Ceres&source=bl&ots=sjKzS8Leg4&sig=Agaui0YEEtwy4xmY8-P0CBSao5U&hl=es&sa=X&ei=gutcVIHMH4HkgwS2gISQCA&ved=0CDMQ6AEwAw#v=onepage&q=%22Ceres%22%20Ovidio%20Ceres&f=false
2. Nadeska Noriega Ávila, "Fuente de La Prosperidad protege el camino a guaireños: Figura de la abundancia dejada como nueva y puesta en la Soublette", El Universal, domingo 16 de marzo  (2008): http://www.eluniversal.com/2008/03/16/grccs_art_fuente-de-la-prosper_751642
3. Jean Chevalier, Diccionario de los Simbolos, Demeter, Editorial Herder, Barcelona (1986):  p. 406.
4. Censo Nacional de Patrimonio, IPC. 'Lo Construido'. 'Plaza Los Maestros'. Municipio Vargas. Caracas, 2005. P. 60.
5. Zawisza, Leszek. (1988). Arquitectura y Obras Públicas en Venezuela, siglo XIX. Caracas: Ediciones de la Presidencia de la República, tomo III. P. 183.
6. Censo Nacional de Patrimonio, IPC. 'Lo Construido'. ‘Fuente de la prosperidad y la abundancia'. Municipio Vargas. Caracas, 2005. P. 119.






Publicado en: Opinion, @ElNacionalWeb, 12 de Noviembre de 2014.

Por la reconstrucción de la ciudad


1. Biblioteca Viipuri. Alvar Aalto, Vyborg, Rusia  (f. 2014, World Monuments Fund).


"Del mismo modo que el conocimiento de la obra de un músico o de un poeta del pasado exige ser completada con su reinterpretación, igualmente la calidad real y concreta de un proyecto moderno exige ser completada en sus dimensiones reales y en la percepción completa de sus espacios y de sus colores".
Ignasi de Solá-Morales.1


1. La lección de Viipuri
Cada día que pasa estamos más conscientes del monumental legado que la modernidad dejó en Venezuela el siglo pasado, y de la calidad y creciente trascendencia de la herencia moderna de las ciudades venezolanas en el mundo. Nuestras fábricas urbanas, ahí, deterioradas como están, siguen siendo conjuntos monumentales notables donde el componente moderno es mayoritario. Para emprender su urgente reconstrucción, estas deberán ser restaurados sin prisa, pero sin pausa, de acuerdo a los más recientes criterios de la restauración contemporánea, paso a paso, fragmento por fragmento, con mucha sensibilidad y sobre todo, profesionalismo. Para ello, debemos empezar por conocer mejor los criterios contemporáneos de restauración de lo moderno, que no son ya más polémicos, sino principios claros, científicos y pragmáticos. Restaurar lo moderno es hoy vanguardia: es una nueva forma -más sustentable, claro está- de hacer arquitectura y ciudad.

Para iniciar la tan deseada reconstrucción y recuperación de Caracas y de las ciudades de Venezuela, es vital conocer el resultado de la ultima edición 2014 del World Monuments Fund/Knoll Modernism Prize, el más importante premio que se otorga en el mundo a la restauración de la arquitectura  moderna. Este acaba de ser otorgado la semana pasada al Comité Finlandés para la Restauración de la Biblioteca Viipuri y a la Biblioteca Central City Alvar Aalto por la restauración de la Biblioteca Viipuri de Alvar Aalto (1935) en Vyborg, Rusia. Diseñada por el maestro de la arquitectura moderna Alvar Aalto en la entonces ciudad finlandesa de Viipuri, la biblioteca, un ícono de la historia de la arquitectura  moderna del siglo XX,  "refleja la aparición característicamente aaltiana que combina la forma y los materiales orgánicos con los principios funcionalistas, lo cual definiría su arquitectura".2

A pesar del éxito internacional del edificio, la guerra y la inestabilidad política lo dejaron sujeto al abandono, a las renovaciones inapropiadas y a una conducción errática. Muchos de sus elementos se perdieron, incluyendo los revestimientos, los equipamientos y los muebles, lo cual se unió a las reparaciones y restauraciones inapropiadas, que no entendieron nunca la arquitectura de Aalto. Afortunadamente, desde 1992 hasta 2013 se emprendió un proceso de rescate y restauración inteligente y sobre todo, perseverante. "La restauración se hizo por fases y fue planificada y llevada a cabo de acuerdo a la urgencia. El principio de restauración de todo el proyecto fue el de preservar los valores arquitectónicos originales, pero tomando en cuenta las necesidades operacionales actuales del uso actual de la biblioteca", así como también considerando "las capas históricas del lugar".3

El Comité planificó, diseñó, aconsejo, supervisó, guió, velo por la calidad, inspeccionó y documentó el proyecto de restauración durante sus largos 21 anos. Hoy, su esfuerzo han sido coronados con el mayor premio mundial a la restauración de lo moderno y con la vuelta a la vida del edificio, en todo su esplendor.3 




2. Plan FUNDAMEMORIA para la Re_Construcción de CARACAS. (f. 2011, Fundación de la Memoria Urbana)


2. La lección de Varsovia
Hagamos memoria urbana. En 1962, otra ciudad destruida se preguntaba como renacer. Se trataba de Varsovia.

Se preguntaba Varsovia, si era una ciudad antigua o una ciudad nueva. Antigua, claro está, porque tenía una historia de muchos siglos. Pero nueva también, porque luego de la ingente destrucción que redujo más de la mitad de la ciudad a escombros durante la Segunda Guerra Mundial, había sido completamente reconstruida por sus habitantes.4

Varsovia rehizo sus palacios, volvió a levantar sus puentes, restauró sus iglesias, reintegró barrios enteros en poco más de veinte años. Muchas veces valiéndose de magníficos planos y de las fotos, las pinturas y los dibujos que sobrevivían en las colecciones y en los museos de Polonia. Muchas veces, valiéndose tan solo del recuerdo de su gente.5

Pero Varsovia no dudó nunca: ni a un solo metro cuadrado de su territorio robado por la guerra, por el odio, por la violencia, por la injusticia, se le permitiría quedar allí como testimonio y recuerdo de la barbarie. Cada columna, cada muro, cada moldura, cada detalle neoclásico, barroco o medieval, que la Varsovia moderna reconstruyó sin titubear, es una lección de lo que hay que hacer en las ciudades que son atacadas, golpeadas, agredidas, asediadas, envilecidas, borradas y destruidas por la barbarie. Porque la barbarie tiene mil caras y en todas sus formas bombardea la ciudad: con los misiles de la amnesia, con los obuses de la ambición, con la metralla de la incultura y de la ignorancia.6

Y Caracas, como Varsovia, tras largo tiempo sometida a una guerra sin cuartel contra su memoria urbana, contra sus obras de arquitectura y de urbanismo, debe ahora borrar la cruenta huella que dejaron tras de sí sus agresores, los bárbaros, y reconstruir uno por uno, como una vez Varsovia, sus palacios. Solo así, como ciudad antigua y como ciudad nueva, podrá seguir viviendo.7

Estas son las cien primeras obras del Plan FUNDAMEMORIA para la Re_Construcción de CARACAS. Por supuesto, faltan muchas mas:

1. Restitución de los nueve relojes urbanos de Guzmán Blanco en sus sitios originales.
2. Restitución del pavimento ornamental y farolas originales 1940s de la Avenida Urdaneta.
3. Restauración de las policromías originales 1950s de las fachadas de los Bloques del 23 de Enero.
4. Restitución del paisajismo y las farolas originales 1940s de la Plaza Las Tres Gracias.
5. Restitución del paisajismo, el pavimento y las farolas originales 1950s del Paseo Los Ilustres.
6. Restauración del edificio del Ministerio de Transporte y Comunicaciones, Avenida Urdaneta.
7. Restauración del Panteón Nacional y su perspectiva original desde la Plaza Bolivar.
8. Restauración del pavimento de mosaicos vitrificados del Puente del Centro Simón Bolívar.
9. Reconstrucción de la original Plaza Diego Ibarra 1950s.
10. Restauración de la Casa del Periodista en Las Palmas.
11. Restauración de la Plaza Andrés Bello 1950s.
12. Restitución de las barandas originales y del aspecto moderno de la Avenida Libertador.
13. Restauración del Monumento a Colón en el Golfo triste.
14. Restauración del Cine París en Los Cedros y del Teatro Rialto en la Plaza Bolivar.
15. Reconstrucción de las fuentes 1940s de la Avenida La Salle.
16. Restauración paisajística del pinar original de la Avenida Los Caobos.
17. Restauración paisajística del Paseo Colón 1930s.
18. Restitución paisajística original de la Gran Avenida.
19. Restauración del Teatro Radio City.
20. Reconstrucción de los avisos, rótulos y vallas patrimoniales de mediados del siglo veinte de la Calle Real de Sabana Grande.
21. Reconstrucción de la Plaza Rubén Darío en San Bernardino.
22. Reconstrucción de la isla central arbolada de la Avenida Andrés Bello.
23. Reconstrucción de la Plaza La Estrella en San Bernardino.
24. Restauración de los edificios Monterrey en Las Mercedes y San Bernardino 1940s.
25. Restauración del Paseo Arauco en San Bernardino.
26. Reconstrucción del Hotel Potomac en la Avenida Vollmer Parroquia Catedral.
27. Restitución del reloj urbano y del rótulo del edificio La Nacional en la Avenida Baralt.
28. Restauración de la Estación Caracas en Caño Amarillo.
29. Reconstrucción de la Plaza de la Estación y del Monumento a Bolívar.
30. Restitución del Monumento a Cristóbal Colón en El Calvario.
31. Reconstrucción de la esquina de La torre, ángulo noroeste.
32. Restauración de la esquina de Pajaritos, ángulo noroeste.
33. Restitución de las farolas originales en El Silencio y en todos los espacios públicos del Municipio Libertador.
34. Restitución de los colores originales de la Santa Capilla y de todos los monumentos del Municipio Libertador.
35. Restitución del Mercado de las flores en la Plaza San Jacinto.
36. Restitución del paisajismo original 1890s en la Plaza San Jacinto.
37. Restauración del Teatro Junín.
38. Restitución de las aceras y farolas originales de la Avenida Fuerzas Armadas.
39. Reconstrucción de la redoma, el paisajismo original 1950s y la fuente de El Portachuelo.
40. Reconstrucción de la Plaza Nueva Granada en la Avenida Nueva Granada.
41. Restauración de El Helicoide según su proyecto original como centro comercial.
42. Reconstrucción de la reja ornamental de dos estatuas y seis copones del Cementerio General del Sur.
43. Reconstrucción de la Avenida del Cementerio 1890s, alineada de Castaños y de su reja ornamental con sus estatuas.
44. Reconstrucción de la Plaza de la Concordia de Carlos Raúl Villanueva Parroquia La Candelaria.
45. Restitución de los murales y del aspecto moderno del Puente Fuerzas Armadas.
46. Reconstrucción de la Alameda 1890s de la desaparecida Plaza Macuro en la esquina de Romualda.
47. Reconstrucción de la Plaza Espaňa en la Avenida Urdaneta.
48. Reconstrucción del edificio de Graziano Gasparini en la Avenida Urdaneta.
49. Reconstrucción de la redoma arbolada de la Plaza Morelos.
50. Restitución del busto de Miguel de Cervantes en la Plaza Espaňa.
51. Restauración del Parque Carabobo.
52. Restitución del agua y la vegetación a todo lo largo de las riberas del río Anauco.
53. Restitución de la estatua del Mariscal Sucre y su pedestal original en la Avenida San Martín.
54. Reconstrucción de la fuente del Fauno 1890s en la Plaza de Capuchinos.
55. Restitución del trazado original y del paisajismo 1930s de la Plaza Italia.
56. Reconstrucción del perímetro y del paisajismo 1920s de la Plaza de Capuchinos Parroquia San Agustín.
57. Reconstrucción de la redoma del Puente Mohedano y de su fuente Art Déco 1940s.
58. Restauración paisajística y arquitectónica del Hipódromo La Rinconada 1950s.
59. Restitución del paisajismo, el pavimento y las farolas originales 1950s del Paseo Los Ilustres.
60. Reconstrucción del paisajismo original del Parque del Este 1950s.
61. Restauración de la reja 1890s del Hospital Vargas.
62. Reconstrucción de la Plaza 1890s del Hospital Vargas.
63. Reconstrucción de las Casas 14 y 16 de la Plaza de San José.
64. Restitución de los caobos y pinos de la umbría Avenida Páez 1890s.
65. Reconstrucción de las redomas y fuentes de la Avenida La Paz.
66. Reconstrucción de la Plaza La India con sus tres Monumentos en la Avenida Páez.
67. Reconstrucción de la redoma con el Monumento a Washington en la Avenida Páez.
68. Restitución de la Laguna Espino a ambos lados de Puente Ayacucho y de su parque de álamos.
69. Reconstrucción del puente peatonal 1900s sobre el río Guaire.
70. Restauración de la estatuaria de la Plaza Madariaga.
71. Restauración paisajística 1950s del Parque La Paz. Parroquia La Pastora.
72. Restauración de los puentes históricos del Centro Histórico norte.
73. Restauración del Puente Las Acacias sobre el río Guaire `
74. Restauración del Puente Las Mercedes sobre el río Guaire y de sus plazoletas.
75. Restauración de la obra de Alejandro Otero en/y la Concha Acústica José Angel Lamas
76. Restauración de Villa Monzeglio en Colinas de Bello Monte.
77. Reconstrucción de la redoma Nicolás Copérnico en Las Mercedes
78. Restauración paisajística 1940s de Las Mercedes.
79. Restauración de la Avenida del Parque 1930s, de su fuente y de su vegetación original en Campo Alegre
80. Restauración de la Quinta Las Guaycas
81. Reconstrucción de la Casa de Tejas 1850s en el Centro Histórico de Chacao
82. Restauración del edificio Toki Eder en Chacaìto
83. Restauración paisajística 1940s de El Rosal.
84. Restitución de la fuente El Guamacho en La Guaira.
85. Reconstrucción de la Plaza de la Aduana en La Guaira.
86. Restauración de la Aduana Inglesa.
87. Restauración de la Plaza Tamarindo 1880s en Maiquetía
88. Restitución paisajística original de los cocales de Maiquetía.
89. Reconstrucción del Puente Navarrete de Maiquetía.
90. Reconstrucción de las piscinas y jardines del Hotel Macuto Sheraton.
91. Restauración de los hoteles de Caraballeda Parroquia Macuto.
92. Reconstrucción de la Alameda 1930s de la urbanización Alamo.
93. Restitución paisajística original de los árboles de Macuto.
94. Restauración del Casino de Macuto.
95. Restauración de la Avenida Principal de Los Chorros y de todas sus arquitecturas 1910s.
96. Reconstruccion de todas las aceras.
97. Restauración de la Casa Los Borges como palacio moderno.
98. Restauración de la quinta El Toboso.
99. Restauración del Centro Histórico del pueblo El Hatillo.
100. Restitución paisajística 1920s de las riberas del río Guaire.



NOTAS:
1. Ignasi de Solá-Morales, Fernando Ramos, Cristian Cirici, "La ricostruzione del padiglione di Mies a Barcellona", Casabella, 526, Julio-Agosto (1986):  pp. 44-55.
2. World Monuments Fund, "Viipuri Library": http://www.wmf.org/content/viipuri-library
3. "Restoration of Alvar Aalto's Viipuri Library wins 2014 Modernism Prize", Dezeen, 31 Octubre (2014): http://www.dezeen.com/2014/10/31/alvar-aalto-viipuri-library-restoration-wins-2014-modernism-prize/
4. Hannia Gómez, "Plan FUNDAMEMORIA para la Re_Construcción de CARACAS", Fundación de la Memoria Urbana, Caracas, 25 de julio (2011).
5. Ciborowski, Adolf y Jankowski, Stanislaw, Varsovie reconstruite, Polonia editions, Varsovia (1962).
6. EXPOPROYECTOS C4R4C4S (Instituto Metropolitano de Urbanismo, Alcaldía Metropolitana de Caracas, 444 Aniversario de la Ciudad, Caracas, 2011).
7. Hannia Gómez, "Re-construcciones (II) : POSThumus", en: Revista Memoriales, n. 2, Instituto del Patrimonio Cultural, Caracas (2000): http://hanniagomez.blogspot.com/2008/04/re-construcciones-ii-posthumus.html

  

 

Publicado en: Opinion, @ElNacionalWeb, 6 de Octubre de 2014.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Narcissus in the Forest



1. Foundation Louis Vuitton (f. 2014, @Iwanbaan).

"Everything has already been said
but since nobody listens, we always have to restart".
 André Gide. Le Traité du Narcisse.1


1. Fractal Chastity
"Narcissus was perfectly beautiful, -and therefore disdained the Nymphs- because he was in love with himself. No breeze muddied the waters where, quiet and inclined, he stared all day at his image..."2 This is the voice of André Gide, referring to the myth of Narcissus, who could very well go on like this: "The waters also reflected the sky, the trees and the flying birds, and still ongoing, further, fell in gentle waterfall, dragging the leaves of the forest, deeper, continuing until they disappeared beneath his unparalleled body". From last Monday, October 27, 2014, the unparalleled body of another mythological creature, elongated, reclined, leaning, resting, but levitating, rising amidst the woods, to be exact de Boulogne, began to inflict the overwhelming allure of its colossal volume publicly onto the whole of mankind. We are talking about the Foundation Louis Vuitton, an art museum and cultural center. 

The gigantic new transparent Adonis of contemporary architecture is also "perfectly beautiful" -according to current standards-. In its absolute infatuation with itself, it unveils -and veils-, replicating, emulating, -but now in "glass sails effect"-, every dance, every move, every "form taxonomy" from its maker, the American-Canadian architect Frank Gehry: from the collages, the floating fishes, the blocks, the blobs, the continuity, the flux and even the lava, done before in titanium and steel: everything is there.3 Before this, the celestial cherubim chorus of the global community of architectural critics, hand in hand, sings in unison: "We have a new Crystal Palace!"4

Nothing or nobody could hold back the creative pact made between Bernard Arnault, Louis Vuitton chairman, and Frank Gehry when they decided -yes, they decided, both of them, all by themselves- on a beautiful 2007 New York afternoon what they would do there, on that very place, the old site of the Paris' Jardin d'Acclimatation, property of LMVH. Baptized as “a haute couture building, the project from the beginning, progressed unstoppable and directly to completion, disdaining, in all of its fractal chastity, every Nymph that came across its way. Today, anybody who contemplates  the Bois de Boulogne from any elevated viewpoint, will see how it is no longer the old, deep and peaceful forest that quietly bordered the city on the southwest. The Foundation Louis Vuitton took over its landscape, turned it into its pedestal: its vitreous shell, its cetacean back now monstruously swims among the oaks and the pines as if it was its own green pond.

Tant pis for them, the Parisians. They seem unaware of the city they have. Subjected to the European complex of eternal change, they see old Paris as a burden that must periodically be refreshed, so that every day it looses another bit of herself to become more like the other metropolis of the world. Luckily, I am fright-cured. Very early in my life my parents, whom I thank publicly today, took me to visit the tinsels of  Fantasyland. But at the right time: during childhood, its ideal scenario. Therefore, I do not shake before the Architectures-as-Sculptures nor before the Architectures-as-Spectacle with which certain companies want to sell more bags. 

I quote here, to conclude, a tweet  I literally catched on the fly in my TL last week. It was an aclaratory, or better, a reminder... just in case: RT @LVServices: "Hello. The Fondation Louis Vuitton is not a Louis Vuitton store".5

2. The Foundation Louis Vuitton seen from the Arc de Triomphe in Paris (f. 2014, @leCMN )

  
2. The Maupassant Syndrome
Today's urban memory is written by Roland Barthes: "Guy de Maupassant often lunched at the restaurant in the Tower, though he didn't care much for the food: It t's the only place in Paris, he used to say, where I don't have to see it".6  Much in spite of Maupassant, the then revolutionary structure designed by Gustave Eiffel for the Paris 1900 Universal Exhibition, came to stay. The singular saga of its evolution from controversial object to fundamental element of the urban landscape, nevertheless, has since wanted to be re-edited by many buildings, as if it was a patented formula for  automatic sucess in the city. It happened once with the Pompidou, at the expense of Le Marais.

Each time a starchitect wants that his/her new strong piece of modern architecture is accepted in an urban landscape, the argument is the same: "It will look like nothing you've seen before!". This time is no different. Although Gehry's "Glass Cloud" in the beginning did not have carte blanche, the media hardly ever speaks about the -lost- battle fought by the neighbors in court, which started by asking something very logical from a heritage point of view: that the height of the building would not exceed the tree tops. When LMHV appealed to the french Parliament itself, and it put and end to the debate making an appropriate exception in the law, the international press began to refer to the neighbors gathered in the Coordination for the Protection of the Bois de Boulogne and its Surroundings, as ignorant art "Philistines" or selfish NIMBY (Not In My Back Yard) groups.7

From now on, nobody on earth will stop seeing Gehry's architecture dominating the Bois de Boulogne daily from here to eternity, not only the neighbors living on its periphery. An imposed vision. Serve this as a reminder for all those large insignia-projects where the opinion of the citizens is not taken into account, like the Football Staidum of  La Rinconada ("Parque Hugo Chávez") by Rogers Stirk Harbour + Partners, or the Observation Tower of La Carlota ("Parque Bolívar") by Cesar Portela, both in Caracas.8,9.

Fortunately, the Foundation Louis Vuitton has a coffee shop. There we'll go, even though we don't care much for its food, in order to not to see it anymore, and dream with the Bois de  Boulogne …as it was.



Endnotes:

1.  "Toutes choses sont dites déjà / mais comme personne n'écoute, il faut toujours recommencer". In: André Gide,  Le Traité du Narcisse.

2. "Narcisse était parfaitement beau, – et c’est pourquoi il était chaste ; il dédaignait les Nymphes – parce qu’il était amoureux de lui-même. Aucun souffle ne troublait la source, où, tranquille et penché, tout le jour il contemplait son image…" In: A. Gide,  Op. Cit.

3. @RIBAJ: From boogie-woogie to ballroom: the changing style of Frank Gehry.

Ruth Lang. "Lord of the Dance", RIBAJournal: http://t.co/KQFd2AYPd1 http://t.co/Kh7ydJREqG

4. Paul Goldberger, "Gehry’s Paris Coup", Vanity Fair, September 2014: http://www.vanityfair.com/culture/2014/09/frank-gehry-foundation-louis-vuitton-paris?mbid=social_retweet

5. RT @LVServices - via @HawthorneLAT

6.  In : Roland Barthes, "The Eiffel Tower", The Eiffel Tower and Other Mythologies.

7. Steven Erlanger ay Marie-Pia Gohin, "Tycoon’s Project: Nimby With a French Accent". In: Paris Journal, The New York Times, Abril 2014: http://www.nytimes.com/2011/04/08/world/europe/08paris.html?_r=0
8. "Rogers Stirk Harbour + Partners unveil their first ever football stadium in Caracas, Venezuela", January 30, 2014, News, Rogers Stirk Harbour + Partners: http://www.rsh-p.com/news?siteID=1&navIDs=1,6&NID=239&addToPortfolio=true

9. OPPE, "Parque Bolivar tendrá una torre mirador",  Noticias CCS, CiudadCCS, January 26, 2014.

 


Published in: Opinion, @ElNacionalWeb, October, 27, 2014.

martes, 28 de octubre de 2014

Narciso en el bosque



1. Fundación Louis Vuitton (f. 2014, @Iwanbaan).

"Todas las cosas ya han sido dichas,
pero como nadie escucha, hay que recomenzar siempre". 
André Gide. Le Traité du Narcisse.1



1. Fractal castidad
"Narciso era perfectamente bello, –y por ello desdeñaba a las Ninfas– porque estaba enamorado de sí mismo. Ninguna brisa enturbiaba las aguas, donde, tranquilo e inclinado, todo el día contemplaba su imagen…"2 Esta es la voz de André Gide, refiriéndose al mito de Narciso, que bien hubiera podido continuar así: "Las aguas también reflejaban el cielo, los árboles y el vuelo de las aves, y seguían su curso, mas allá, cayendo en suave cascada, arrastrando las hojas de los árboles, adentrándose, continuando, hasta desaparecer debajo de su cuerpo inigualable". Hoy lunes 27 de Octubre el cuerpo inigualable de otro mitológico ser, alongado, reclinado, inclinado, reposando, pero levitando, elevándose en medio del bosque, para más señas de Boulogne, empezará a infligir el allure incontenible de su volumen colosal sobre la humanidad entera. Se trata de la Fundación Louis Vuitton, un museo de arte contemporáneo y centro cultural.

El gigantesco nuevo adonis transparente de la arquitectura contemporánea es también "perfectamente bello" -según los parámetros actuales-. Y también se nos devela -y se nos vela- en todo su absoluto enamoramiento de sí mismo, replicando, emulando, acariciando -pero ahora en "efecto velas de vidrio"- cada paso de baile, cada "taxonomía de la forma" de su artífice, el arquitecto americano-canadiense Frank Gehry: desde los collages, los peces flotantes, los bloques, los blobs, la continuidad, el flujo y hasta la misma lava, que antes habían sido ejecutados en titanio y en acero: todo esta allí.3 Ante ello, el coro celestial de querubines de la crítica de la arquitectura mundial, agarrados de manos, entona al unísono: "Tenemos un nuevo Palacio de Cristal!"4

Nada ni nadie pudo contener el pacto creativo que hicieran Bernard Arnault, chairman de Louis Vuitton, y Frank Gehry cuando decidieron -sí, decidieron, ellos dos, sin más nadie- una bella tarde de 2007 en Nueva York lo que harían allí, en ese exacto lugar, sobre los antiguos terrenos del Jardin d'Acclimatation de París, propiedad de LMVH. Bautizado como “un edificio haute couture”, el proyecto desde sus inicios, avanzó indetenible directo a su culminación, desdeñando, en toda su fractal castidad, a toda Ninfa que haya querido atravesársele en el camino. Hoy, quien contemple desde cualquier altura urbana de París el Bois de Boulogne, verá cómo éste ya dejó de ser la antigua foresta espesa y reposada que bordeaba tranquila a la ciudad por el suroeste. La Fundación Louis Vuitton se apoderó de su paisaje, lo convirtió en su pedestal: su caparazón vítreo, su dorso de cetáceo ahora nada entre los robles y los pinos como en su propio estanque verde.

Allá ellos, los parisinos. Parecieran no darse cuenta de la ciudad que tienen. Sometidos al complejo europeo del cambio sempiterno, ven al viejo París como una carga que hay que refrescar periódicamente para que cada día que pase deje de ser sí misma y se vaya pareciendo más a las demás metrópolis del mundo. Yo, afortunadamente, estoy curada de espanto. Muy temprano en mi vida mis padres, a quienes hoy agradezco públicamente, me llevaron a conocer los oropeles de Fantasyland, la Tierra de la Fantasía. Eso sí: en el momento justo: durante la infancia, su escenario ideal. No me estremecen por lo tanto las arquitecturas-como-esculturas ni las arquitecturas-como-espectáculo con las que ciertas empresas quieren vender más carteras. Vale, para terminar, un tweet capturado literalmente al vuelo la semana pasada en mi TL. Era una aclaratoria, o mejor dicho un recordatorio, por las dudas: "RT @LVServices: Hola. La Fundación Louis Vuitton no es una tienda Louis Vuitton".5



2. La Fundación Louis Vuitton vista desde lo alto del Arco de Triunfo en Paris (f. 2014, @leCMN )

  
2. El Sindrome de Maupassant
La memoria urbana de hoy la escribe Roland Barthes: "Guy de Maupassant a menudo almorzaba en el restaurante en la Torre Eiffel, aunque no le interesaba la comida: 'Es el único lugar en Paris, decía, donde no tengo que verla'".6 Muy a pesar de Maupassant, la entonces revolucionaria estructura diseñada por Gustave Eiffel para la exposición universal de Paris en 1900, llegó para quedarse. La singular saga de su paso de objeto controversial a elemento constitucional del paisaje de la ciudad, sin embargo, quisiera ser reeditada desde entonces por muchos edificios, cual si se tratase de una fórmula patentada para tener éxito en la ciudad. Ya pasó una vez con el Pompidou, a expensas del Marais.

Cada vez que un starchitect quiere que su nueva pieza fuerte de arquitectura moderna sea aceptada en un paisaje urbano, el argumento es el mismo: "Lucirá como nada que se haya visto antes!". Esta vez no ha sido distinto. La 'nube de vidrio" de Gehry en principio no tuvo carta blanca. Los medios poco hablan de la batalla -perdida- que dieron los vecinos en la corte, y que comenzaba por pedir algo patrimonialmente lógico: que la altura del edificio no rebasara la copa de los árboles. Cuando LMHV apeló al mismísimo Parlamento francés y este puso punto final al debate haciendo una conveniente excepción en la ley, la prensa internacional empezó a referirse a los vecinos agrupados en la Coordinación para la Protección del Bois de Boulogne y sus Alrededores, como "filisteos" ignorantes en arte o egoístas grupos NIMBY (Not In My Back Yard).7

Hoy, ya nadie en el planeta podrá dejar de ver la arquitectura de Gehry dominando el Bois de Boulogne todos los días de aquí hasta la eternidad, no solo los vecinos que habitan en su periferia. Una visión impuesta. Sirva para recordatorio de todas aquellas operaciones de grandes proyectos-insignia en la que no se toma en cuenta la opinión de los ciudadanos, léase el Estadio de Futbol de La Rinconada ("Parque Hugo Chávez") de RogersStirk Harbour + Partners o la Torre Mirador de La Carlota ("Parque Bolívar") de Cesar Portela.8,9

Afortunadamente, la fundación Louis Vuitton cuenta con una cafetería. Allí iremos, aunque no nos interese la comida, cada vez que queramos soñar con el Bois de  Boulogne …como era antes.



NOTAS:

1.  "Toutes choses sont dites déjà / mais comme personne n'écoute, il faut toujours recommencer". En: André Gide,  Le Traité du Narcisse.

2. "Narcisse était parfaitement beau, – et c’est pourquoi il était chaste ; il dédaignait les Nymphes – parce qu’il était amoureux de lui-même. Aucun souffle ne troublait la source, où, tranquille et penché, tout le jour il contemplait son image…" En: A. Gide,  Op. Cit.

3. @RIBAJ: From boogie-woogie to ballroom: the changing style of Frank Gehry.

Ruth Lang. "Lord of the Dance", RIBAJournal: http://t.co/KQFd2AYPd1 http://t.co/Kh7ydJREqG

4. Paul Goldberger, "Gehry’s Paris Coup", Vanity Fair, septiembre 2014: http://www.vanityfair.com/culture/2014/09/frank-gehry-foundation-louis-vuitton-paris?mbid=social_retweet

5. RT @LVServices: "Hello. The Fondation Louis Vuitton is not a Louis Vuitton store". Via @HawthorneLAT : https://twitter.com/LVServices

6. "MAUPASSANT often lunched at the restaurant in the Tower, though he didn't care much for the food: It t's the only place in Paris, he used to say, where I don't have to see it". En : Roland Barthes, "The Eiffel Tower", The Eiffel Tower and Other Mythologies.

7. No en mi patio. Steven Erlanger ay Marie-Pia Gohin, "Tycoon’s Project: Nimby With a French Accent". En: Paris Journal, The New York Times, Abril 2014:

http://www.nytimes.com/2011/04/08/world/europe/08paris.html?_r=0

8. "Rogers Stirk Harbour + Partners unveil their first ever football stadium in Caracas, Venezuela", January 30, 2014, News, Rogers Stirk Harbour + Partners: http://www.rsh-p.com/news?siteID=1&navIDs=1,6&NID=239&addToPortfolio=true

9. OPPE, "Parque Bolivar tendrá una torre mirador",  Noticias CCS, CiudadCCS, 26 enero de 2014.

 



Publicado en: Opinion, @ElNacionalWeb, 6 de Octubre de 2014.

Related Posts with Thumbnails