lunes, 1 de septiembre de 2014

Arqueología(s) de la modernidad



1. Vista de la exposición Klaus Heufer, Arquitecto: arqueología de la modernidad (f. Agosto 2014, Hannia Gómez)


"There is always a little bit of Heaven
in a disaster area".
Hugh Romney (Woodstock, 1969).



1. Volver a mirar
Recientemente en Twitter alguien afirmaba que "el exceso de información acabará con la Humanidad". Y, si, el torrente de nuestro TL muchas veces nos deja con insomnio electrónico, titilar incesante de las imágenes en la retina y esfuerzo por recordar lo que nos deslumbró. Por ello, ay! Que bueno cuando nos devuelven las formas tradicionales de obtener conocimiento, como por ejemplo, visitar una exposición de arquitectura! Entonces, las lecturas múltiples del analógico paseo en tiempo real nos deja sumidos en una ensoñación perdurable y prolífica.  


Por fortuna este septiembre, la rentrée arquitectónica nos trata como desde hacía mucho tiempo no se veía: justamente a caballo entre dos exposiciones de arquitectura: "Klaus Heufer, Arquitecto: Arqueologías de la modernidad" y "Helicoides Posibles: Visiones Fantásticas", parte del Proyecto Helicoide 2014. En ellas, los curadores reaparecen ahora en escena acompañados de un ejército disciplinado: arquitectos de montaje, equipos de investigación curatorial y de archivo, talleres completos de estudiantes y coordinadores para todo. Tanto mejor para las exposiciones, si vamos a juzgar por el resultado impecable de la exposición de Heufer.

Una exposición que ya desde la entrada fluye suavemente. Podríamos ir a ciegas, solo palpándola; el montaje nos conduce literalmente de la mano. Mínimo y máximo a la vez, usa el arte de la arquitectura para calificar con precisión cada lugar del recorrido. Si hemos de detenernos, los detalles no nos defraudan, singularizando desde su blancura Neo Meieriana y sus transparencias cada especifico objeto. Los doce "núcleos" que el profesor Rafael Pereira encontró en su análisis de la obra de Heufer se hilvanan sutilmente, y para cada uno José Luis Sánchez supo idearle un soporte perfecto. Hay hasta maquetas Braille.

Brillan por tanto aun más, los "vestigios documentales rescatados": los documentos, planos y fotografías originales de los 50 y 60. Que son el ancla que más nos seduce, porque son los tesoros de la labor arqueológica, porque tienen su propia historia que contar, porque han sido preservados, junto a una colección de maquetas y artilugios construidos ad hoc y ex profeso para hacer de esta muestra una experiencia didáctica… Aunque en realidad lo que logran es convertirla en algo sencillamente bello. La exposición habla de la reconstrucción de Alemania, pero a quien quiere reconstruir es a Venezuela.

Arquitectura efímera de las exposiciones de arquitectura, fiesta inolvidable con una sola función: comunicar una visión de las cosas y de la historia. Puede ser el Heufer fenomenológico y topofílico de Pereira esta vez, o el imaginario en torno a El Helicoide de la Roca Tarpeya la próxima, pero lo importante para nosotros es que la máquina se ha puesto de nuevo en funcionamiento. Esperamos que las inéditas, sensibles e importantes historias de las arquitecturas que hibernan en el tintero de nuestra modernidad, las monumentales sagas olvidadas de nuestra herencia reciente, esos edificios y urbanismos modernos que el siglo dejó de lado demasiado pronto, dejen ya de ser arqueología para que las podamos volver a mirar.

Docomomo Venezuela.

2. Documentos para la Conservación del Movimiento Moderno
Llámenlo Zeitgeist. Espíritu de los tiempos. El hecho es que el martes pasado, 26 de agosto, se cumplieron cuatro años de la creación del capitulo Venezuela de Docomomo International, que es, justamente, el organismo mundial que se encarga  de proteger y promover la herencia arquitectónica y urbana de la modernidad.

Ese día de 2010, en Ciudad de México, cincuenta y ocho países miembros le dieron por unanimidad la incorporación a Venezuela, exclamando: "Bienvenidos! Los esperábamos desde hace largo tiempo!". Claro está que éramos esperados con ansias: Venezuela es el otro gran país de Latinoamérica con una modernidad fulgurante, junto a México y Brasil. Nuestro patrimonio es en gran parte moderno. Somos un destino obligado de la modernidad.

Docomomo surgió en 1988 en Eindhoven, Holanda, porque en las últimas décadas, no solo aquí, sino en todas partes del mundo, la herencia construida del Movimiento Moderno estaba corriendo más peligro que nunca. A fines de los 80, muchas de las obras maestras modernas habían sido demolidas o desfiguradas irremisiblemente. Hagamos memoria urbana. Por ejemplo, tan solo en Caracas y tan solo en los 90s, fuimos testigos de la caída del edificio Galipán y de las infaustas demoliciones de la Casa-estudio y de la Villa Diamantina.

Pero aún falta mucho por hacer. No solo en el campo de la conservación, sino también en el de la cultura arquitectónica. Todavía debemos vigilar porque muchas obras importantes de la modernidad sean protegidas, aún debemos fomentar el intercambio de ideas sobre la conservación de lo moderno, promover el interés por el movimiento moderno en Venezuela y la responsabilidad frente a esta herencia reciente y en peligro. Así que, historiadores, arquitectos, planificadores, paisajistas, conservacionistas, profesores, estudiantes, funcionarios públicos y todos aquellos que aman la arquitectura de la modernidad en Venezuela: únanse a DOCOMOMOVE




NOTAS:
1. "Siempre hay un pedacito de cielo en toda zona de desastre", Hugh Romney (Woodstock, 1969).
2. Klaus Heufer, Arquitecto: Arqueologías de la modernidad, BOD Centro Cultural, Julio-Septiembre 2014,
Helicoides Posibles: Visiones Fantásticas, La Caja 1 y 2, Centro Cultural Chacao, 14 de Septiembre-19 de Octubre 2014.
3. Docomomo International: http://www.docomomo.com/
4. 11th International Docomomo Conference: http://www.esteticas.unam.mx/docomomo2010/
5. Docomomo Venezuela: http://docomomovenezuela.blogspot.com/


Publicado en: La fábrica,  EL NACIONAL online, Caracas 1 de Septiembre (2014)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails