martes, 8 de septiembre de 2015

White Christmas



1. "Camino de la Hacienda Eraso". Óleo de Antonio Alcántara, 1918 (f. Archivo Fundación de la Memoria Urbana)

“I'm dreaming of a white Christmas”.
Inving Berlin, 1942.1


Un buen día hace años, di con un hermoso cuadro pintado al óleo. Se trataba del paisaje de un cafetal del valle de Caracas. Debajo de los árboles, la sombra era perfecta, salvo algunos boquetes de luz. En el suave declive del terreno, la mirada penetraba en la selva de los troncos dispersos de los Bucares, los Mijaos, las Ceibas y los Jabillos, permitíendo adivinar el amplio techo de cobijadoras copas. La vasta alfombra de la plantación se extendía hasta perderse de vista en el cuadro.

Era el típico paisaje de un cafetal. El título de la obra, si mal no recuerdo, era "Campo nevado en Blandín", o quizás "Los cafetales de Blandín, cubiertos de nieve". Y eso era lo que se nos revelaba: el cafetal florecido completamente blanco! Aprendí entonces que las flores del café son como jazmines perfumados, que cuando florecen "embalsaman el aire", cubriendo totalmente las ramas como si "hubiese caído una nevada", breve e intensa.2 En primer plano del cuadro el olvidado pintor dibujó con más detalle las níveas flores, con sus cinco pétalos y sus blancos pistilos,  agrupadas en largos ramilletes. Un regalo aromático y visual previo a los placeres de la cosecha.

La nevada perfumaba la selva en Blandín, volviéndola aún más exquisita. Una "navidad" blanca en Caracas, un invierno tropical. Investigando sobre los ciclos del café, cultivado en Caracas por primera vez justamente en la Hacienda Blandín desde el siglo dieciocho, encontré que la floración del café es anual y estacional. Siendo esto así, resulta que habríamos olvidado injustamente la que fuera la bella estación blanca de nuestra ciudad.

Hoy, el paisajismo contemporáneo ha avanzado mucho, y encuentra nueva inspiración en los parajes locales endógenos, aquellos que son propios de cada territorio sobre la tierra, sean estos salvajes, o agrícolas. Entonces, porque no imaginarnos unos nuevos jardines para Caracas que recuerden los cafetales bajo los bosques de Blandín? Así los caraqueños podríamos también soñar con nuestra propia White Christmas.3

2. Flor del café (f. Tomado de Flickr.com)

 

NOTAS:

1. "I'm dreaming of a white Christmas /  With every Christmas card I write /  May your days be merry and bright / And may all your Christmases be white". Irving Berlin, (1942).
2. Eloi Yagüe, "La primera taza de café se tomó en Chacao", 
en el blog "Caracas Crónica: Pequeñas historias de la Gran Caracas" : http://ciudaddelostechosrojos.blogspot.com/
3. Esta idea se le ocurrió al arquitecto Carlos Gómez de Llarena, conversando sobre el tema de este articulo.


Publicado en: Pluscumperfecto, entresocios, Caracas Country Club, Caracas, diciembre (2014).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails